¿Cómo aliviar el dolor de la muela del juicio?

como aliviar el dolor de la muela del juicio

La muela del juicio no siempre sale, y cuando lo hace suele manifestarse entre los 17 y 21 años de edad, causando un dolor que para algunas personas es soportable y para otras inaguantable, ¿por qué? Porque hay quienes cuentan en su cavidad bucal con el espacio suficiente para que las cordales salgan y hay quienes no. El segundo de estos grupos considera que la aparición del tercer molar es toda una pesadilla. Si ese es tu caso, conoce a continuación cómo aliviar el dolor de la muela del juicio.

Trucos caseros para aliviar el dolor de la muela del juicio

  • Clavo de olor: se ha comprobado que el aceite de clavo de olor tiene propiedades analgésicas y anestésicas que ayudan a combatir distintos dolores de muela. Para usarlo deberás humedecer un hisopo con un poquito de aceite de clavo de olor y aplicar en la encía que recubre a la cordal. Repite el procedimiento 3 veces al día.
  • Agua con sal: la sal ayuda a disminuir la inflamación de la encía que recubre a la muela del juicio. Lo ideal es mezclar una cucharadita de sal y 1 taza de agua tibia, beber un sorbo y mantenerlo en la boca al menos 1 minuto. El proceso debe repetirse hasta agotar la preparación.
  • Ajo crudo: el ajo actúa como un antiinflamatorio natural cuando se consume crudo. Mastica un diente de ajo crudo con las muelas del cuadrante donde sientes el dolor. También puedes machacar el ajo y mezclarlo con un poquito de sal para untarlo sobre la encía de la cordal. Dejar reposar la mezcla durante 10 minutos y luego enjuaga tu boca.
  • Hojas de guayaba: la hoja de la mata de guayaba ofrece un poder sedante que permite calmar el dolor de muela por unas cuantas horas. Masticas dos hojas previamente lavadas y desinfectadas, luego escupe y aclara tu boca. Si no consigues hojas de guayaba puedes hacer este truco con hojas de menta fresca.

¿Debo ir al dentista por el dolor?

La salida de las muelas del juicio es un motivo importante de visita al dentista. El especialista necesitará una radiografía de tu boca para poder comprobar el tamaño, posición y espacio con el que cuentan tus muelas del juicio. Dependiendo del resultado de este examen tu odontólogo decidirá si es necesario extraer las muelas o no. Si sientes que el dolor de la muela del juicio es inaguantable llama a tu odontólogo y pide una consulta de emergencia para que te ofrezca soluciones más eficaces que puedan calamar el malestar.

Qué opinas?

Otros Productos