Hay dolores insoportables, fáciles de describir, incapacitantes y progresivos. Todas las características anteriores corresponden a uno de los peores dolores que una persona puede experimentar, uno de los dolores más conocidos y menos queridos: el dolor de muela. Al menos una vez en la vida todos experimentaremos este malestar que, cuando se presenta en su versión más intensa, es capaz de comprometer nuestra calidad de vida e interrumpir nuestro descanso nocturno.

El dolor de muela también forma parte de esos malestares que no se deben pasar por alto, por el contario, apenas aparece resulta importante acudir al odontólogo para determinar su causa, evitar que el malestar empeore y prevenir complicaciones mayores. Mientras se espera la cita con el especialista médico resulta importante consumir algún analgésico de venta libre para quitar el dolor de muela.

El dolor de muela es también de esas molestias que puede estar presente todo el día y por lo general se estimula con el consumo de alimentos fríos, dulces o calientes. Entre las causas más comunes de esta afección resaltan la caries dental, la enfermedad periodontal, el bruxismo, los empastes dentales, una mala mordida y tener dientes mal alineados.

En qué consiste el dolor de muela

Muchas personas describen el dolor de muela como una pesadilla, otras aseguran que es soportable, lo cierto es que la intensidad y la duración del dolor dependerá de su causa. Por ejemplo, cuando el dolor de muela es producido por una caries, el malestar dependerá de qué tan cerca esté la caries de la pulpa y del tamaño de la misma. Mientras más grande y profunda sea la caries, más intenso es el dolor.

Existen otros dolores de muela que pueden ser pasajeros o intermitentes, como el dolor causado por el bruxismo o el que se deriva de la enfermedad periodontal. Otras veces aparece únicamente cuando se consumen alimentos fríos, calientes y dulces. Lo cierto es que hay muchas maneras de describir un dolor de muela, pero por lo general la mayoría de las personas lo experimenta de la siguiente manera:

  • Dolor intenso alrededor del diente afectado.

  • Pinchazo fuerte en la muela que nos paraliza de a momento.

  • Calambre insoportable al morder alimentos y cerrar la boca.

  • Dolor y escalofríos al mismo tiempo.

Dependiendo de su causa el dolor de muela puede estar acompañado de los siguientes síntomas:

  • Fiebre.

  • Dolor de oído.

  • Dolor de mandíbula.

  • Dolor de cabeza.

  • Inflamación y sangrado de las encías.

  • Dificultad para deglutir.

  • Protuberancia dolorosa en la encía.

¿Qué hacer para quitar el dolor de muela?

Lo primero que debes hacer para quitar el dolor de muela es pedir una cita con tu odontólogo para que examine tu dentadura y pueda determinar si, como en la mayoría de los casos, la causa del dolor es alguna afección bucal. Mientras esperas la cita puedes tomar analgésicos de venta libre para aliviar el malestar. También es recomendable realizar gárgaras de agua tibia con sal, pues la sal tiene un potente poder desinflamatorio que puede ayudar en caso de que la inflamación del nervio pulpa sea la causa de dicho malestar.

Entre los remedios caseros más destacados para quitar el dolor de muela resalta masticar hojas de perejil o tomar una taza de infusión de manzanilla, ya que ambas opciones ofrecen un efecto desinflamatorio que permite mejorar el malestar.

Cuando la causa del dolor de muela es la caries será necesario que el odontólogo la elimine y empaste la muela para sanar la lesión. Es probable que dicha muela moleste un poco más de tiempo, pero por lo general al cabo de dos semanas el dolor desaparece. Evitar comer dulces y alimentos muy fríos o calientes también ayuda a hacer el dolor de muela más llevadero.

¡No te puedes ir sin mirar también…!

  • Cuántos dientes tenemos: Durante nuestro paso de niños a adultos la cantidad de tienes que tenemos en la boca aumenta. ¿Sabes el motivo? Puedes descubrirlo con un simple clic. ¡Echa un vistazo!